¿hasta qué punto el primer párrafo de una novela es importante?
los hay descriptivos, los hay misteriosos, los hay que resumen toda la historia, los hay que despiertan la curiosidad...
a menudo es lo último que escribe el autor, precisamente porque sabe que la continuidad de su lectura depende de este primer párrafo...pero, ¿siempre ha sido así? comprobémoslo.

dimarts, 23 de març de 2010

Antonio Skármeta - El cartero de Neruda

En junio de 1969 dos motivos tan afortunados como triviales condujeron a Mario Jiménez a cambiar de oficio. Primero, su desafecto por las faenas de la pesca que lo sacaban de la cama antes del amanecer, y casi siempre, cuando soñaba con amores audaces, protagonizados por heroí- nas tan abrasadoras como las que veía en la pantalla del rotativo de San Antonio. Este talento, unido a su consecuente simpatía por los resfríos, reales o fingidos, con que se excusaba día por medio de preparar los aparejos del bote de su padre, le permitía retozar bajo las nutridas mantas chilotas, perfeccionando sus oníricos idilios, hasta que el pescador José Jiménez volvía de alta mar, empapado y hambriento, y él mitigaba su complejo de culpa sazonándole un almuerzo de crujiente pan, bulliciosas ensaladas de tomate con cebolla, más perejil y cilantro, y una dramática aspirina que engullía cuando el sarcasmo de su progenitor lo penetraba hasta los huesos.

Antonio Skármeta Vranicic nació el 7 de noviembre de 1940 en Antofagasta, Chile. Hijo de Antonio Skármeta Simunovic y de Magdalena Vranicic, es descendiente de croatas. Realizó sus estudios secundarios en el Instituto Nacional General José Miguel Carrera.
Skármeta estudió Filosofía en la Universidad de Chile. Sus estudios de filosofía los realizó bajo la dirección de Francisco Soler Grima, filósofo español, discípulo de Julián Marías y de José Ortega y Gasset. Su tesis versó sobre el pensamiento de este último. Siguiendo la línea de Soler, se interesa por las filosofías de Jean-Paul SartreAlbert Camus y Martin Heidegger. Luego realizó estudios de postgrado en los Estados Unidos y se graduó en la Universidad de Columbia. En la Facultad de Filosofía y Educación de la Universidad de Chile fue catedrático de Axiología en el Departamento de Filosofía y, a continuación, fue catedrático de Literatura General.
Además, fue miembro del Movimiento de Acción Popular y Unitaria (MAPU).
  • En 1964 se casó con la pintora Cecilia Boisier, con la cual tuvo dos hijos, Beltrán, escritor y filósofo, y Gabriel, músico.
  • En 1964 obtiene una beca de la Fundación Fulbright para hacer un posgrado en Estados Unidos. Viaja con su esposa y durante dos años vive en Nueva York hasta terminar sus estudios de literatura con un tesis sobre la narrativa de Julio Cortázar. Obtiene una maestría en artes en 1966. En Estados Unidos se habitúa con la escena teatral, fílmica y musical de Manhattan y estudia teatro con Paul Kozelka, del Actor’s Studio. Allí escribe también algunos cuentos emplazados en norteamérica que constituirán la base de sus primeras obras de ficción.
  • Al nacer su hijo Beltrán, en 1966, vuelve a Chile y trabaja como director de teatro por un año en el CADIP. Ese año obtiene su primer puesto de Profesor de Filosofía en el Instituto Nacional y termina su primer libro de cuentos con el que debuta en 1967: “El entusiasmo
  • En 1968 nace su segundo hijo, Gabriel. En ese período realiza labores esporádicas en la televisión y forma parte de un programa de literatura en el Canal de la Universidad de Chile llamado “Libro abierto”.
  • En 1969 es premiado en La Habana con el Premio Casa de las Américas por el libro de relatos titulado Desnudo en el tejado.
  • En 1973 era profesor de literatura de la Universidad de Chile, además de director teatral. Por esos años ya había filmado una película sobre la Unidad Popular con el director alemán Peter Lilienthal, de la cual publica años más tarde (1982) la novela La insurrección. Debido al golpe militar en Chile debe salir del país en compañía del cineasta Raúl Ruiz. La primera escala fue Argentina, donde residió durante un año en el Barrio de Olivos. Es allí donde publicó su libro de relatos Tiro libre1974. Luego partió rumbo a Alemaniaoccidental donde se dedicó al cine. Trabajó como profesor de Guión Cinematográfico en la Academia Alemana de Cine y Televisión en Berlín Occidental.
Es en Alemania donde construyó la historia del cartero de Neruda: primero para la radio alemana y luego como un guión. La historia aparece como libro bajo el título de Ardiente paciencia, en 1985. Luego pasa a llamarse "El cartero de Neruda",hoy publicado en 30 lenguas.
Antes de volver a Chile, Skármeta se casó con Nora Maria Preperski, berlinesa, con la cual tuvo un hijo llamado Fabián.
  • En 1996 obtuvo el Premio Internacional de Literatura Bocaccio por su novela No pasó nada.
  • El año 1999 recibió el Premio Altazor gracias a la publicación de La boda del poeta; esta novela obtuvo también el prestigioso Prix Mèdicis en Francia. También obtuvo el Premio Grinzane Cavour, por la mejor novela del año.
  • En mayo de 2000 fue nombrado Embajador de Chile en Alemania, cargo que ejercería hasta febrero de 2003. El mismo año recibió el Premio Llibreter por la edición ilustrada de su relato La composición.
  • En El año 2001 fue galardonado con el Premio Grinzane Cavour por su novela La boda del poeta.
  • En abril de 2003 obtuvo el Premio Unesco 2003 de Literatura Infantil y Juvenil en pro de la Tolerancia, con su libro La redacción. En octubre del mismo año, bajo el seudónimo de María Tornés, Antonio Skármeta recibió el Premio Planeta por su obra El baile de la victoria.
  • En El mes de julio de 2004, Skármeta obtuvo el Premio Municipal de Literatura de Santiago de Chile por su última novela, El baile de la victoria.
  • En el mes de julio de 2006, recibió el galardón italiano "Premio Internazionale Ennio Flaiano" [1] por "el valor cultural y artístico de su obra", en particular por la novela El baile de la Victoria.
Ha sido condecorado con la Medalla Goethe en Alemania, nombrado Comendador de las Artes y las Letras por la República Italiana, Caballero de la Artes y las Letras por Francia, y distinguido con la orden Marco Marulic de Croacia.
Ha ejercido como catedrático en Washington University, Saint Louis, Missouri y en Colorado College.
Su última novela El baile de la victoria, tras su aparición en español fue publicada en francés (Grasset), alemán (Piper), italiano (Einaudi), portugués (Don Quixote), brasileño (Planeta), holandés (De Geus-Novib), turco (Dogan Kitap), coreano (Munhak), polaco (Swiat Ksiazki) y en 2008 en griego (Kastaniotis) y en inglés (WWNorton). En 2009 se estrena en el cine la película dirigida por Fernando Trueba.
Dos nuevos libros de su autoría fueron publicados en italiano en 2007: Borges e altre storie d'amore (Einadudi) y el álbum infantil I biscotti della Fortuna (Mondadori).




DIRECTORMichael Radford
GUIÓNMichael Radford, Massimo Troisi, Anna Pavignano, Furio Scarpelli, Giacomo Scarpelli (Novela: Antonio Skármeta)
MÚSICALuis Enríquez Bacalov (AKA Luis Enrique Bacalov)
FOTOGRAFÍAFranco di Giacomo
REPARTOPhilippe NoiretMassimo TroisiMaría Grazia CucinottaLinda MorettiRenato ScarpaAnna BonaiutoMariano Rigillox
PRODUCTORACoproducción Italia-Francia; Cecchi Gori Group Tiger Cinematografica / Penta Film / Esterno Mediterraneo Film / Blue Dahlia Productions
PREMIOS1995: Oscar: Mejor banda sonora original drama. 5 nominaciones
1995: 3 premios BAFTA: Música, película de habla no inglesa, dirección. 5 nominaciones
1995: David de Donatello: Mejor montaje. 3 nominaciones

divendres, 19 de març de 2010

Franz Kafka - El proceso

Alguien tenía que haber calumniado a Josef K , pues fue detenido una mañana sin haber hecho nada malo. La cocinera de la señora Grubach, su casera, que le llevaba todos los días a eso de las ocho de la mañana el desayuno a su habitación, no había aparecido. Era la primera vez que ocurría algo semejante. K esperó un rato más. Apoyado en la almohada, se quedó mirando a la anciana que vivía frente a su casa y que le observaba con una curiosidad inusitada. Poco después, extrañado y hambriento, tocó el timbre. Nada más hacerlo, se oyó cómo llamaban a la puerta y un hombre al que no había visto nunca entró en su habitación. Era delgado, aunque fuerte de constitución, llevaba un traje negro ajustado, que, como cierta indumentaria de viaje, disponía de varios pliegues, bolsillos, hebillas, botones, y de un cinturón; todo parecía muy práctico, aunque no se supiese muy bien para qué podía servir.
–¿Quién es usted? –preguntó Josef K, y se sentó de inmediato en la cama.








 El proceso
TÍTULO ORIGINALThe Trial (Le Procès)
AÑO
1962
DURACIÓN
118 min.  Trailers/Vídeos
PAÍS
DIRECTOROrson Welles
GUIÓNOrson Welles (Novela: Franz Kafka)
MÚSICAJean Ledrut
FOTOGRAFÍAEdmond Richard (B&W)
REPARTOAnthony PerkinsRomy SchneiderJeanne MoreauOrson WellesElsa MartinelliAkim Tamiroff
PRODUCTORACoproducción Francia-Italia-Alemania



dijous, 18 de març de 2010

Herman Hesse - Demian






Comienzo mi historia como un acontecimiento de la época en que yo tenía diez años e iba al Instituto de letras de nuestra pequeña ciudad.
Muchas cosas conservan aún su perfume y me conmueven en lo más profundo con pena y dulce nostalgia: callejas oscuras y claras, casas y torres, campanadas de reloj y rostros humanos, habitaciones llenas de acogedor y cálido bienestar, habitaciones llenas de misterio y profundo miedo a los fantasmas. Olores a cálida intimidad, a conejos y a criadas, a remedios caseros y a fruta seca. Dos mundos se confundían allí: de dos polos opuestos surgían el día y la noche.





Este extraño ser híbrido parece ser el símbolo mismo de la Gnosis. Generalmente se le representa como un personaje de cabeza de gallo, vestido con armadura de la que salen, en lugar de las piernas dos serpientes curvadas hacia arriba, cada una con su cabeza. Con frecuencia, lleva en la mano un escudo en el que aparecen las letras IAO o AIO (la última letra puede ser también una omega griega). El nombre de Abraxas es simbólico, pues las siete letras corresponden a los siete planetas que se conocían en la antigüedad y, además, la suma de esas letras da 365 (los días del año). Se piensa que la palabra mágica por excelencia, Abracadabra, proviene de Abraxas. Según muchos, la palabra Abraxas proviene del egipcio abrak sax que significa “Palabra Sagrada”. En la demonología tardomedieval, Abraxas se convierte en un monstruo de vientre prominente con la cabeza coronada, cabeza de dragón y serpientes en vez de piernas.
Fuente: Izzi, Massimo: Diccionario Ilustrado de Monstruos.


dimecres, 17 de març de 2010

Arthur Conan Doyle - Las memorias de Sherlock Holmes


Estoy viendo, Watson, que no tendré más remedio que ir -me dijo Holmes, cierta mañana,cuando estábamos desayunándonos juntos. 
-¡lr! ¿Adónde?
- A Dartmoor…, a King's Pyland.
No me sorprendió. A decir verdad, lo único que me sorprendía era que no se encontrase mezclado ya en aquel suceso extraordinario, que constituía tema único de conversación de un extremo a otro de toda la superficie de Inglaterra. Mi compañero se había pasado un día entero yendo y viniendo por la habitación, con la barbilla caída sobre el pecho y el ceño contraído, cargando una y otra vez su pipa del tabaco negro más fuerte, sordo por completo a todas mis preguntas y comentarios. Nuestro vendedor de periódicos nos iba enviando las ediciones de todos los periódicos a medida que salían, pero Holmes los tiraba a un rincón después de haberles echado una ojeada Sin embargo, a pesar de su silencio, yo sabía perfectamente cuál era el tema de sus cavilaciones. Sólo había un problema pendiente de la opinión pública que podía mantener en vilo su capacidad de análisis, y ese problema era el de la extraordinaria desaparición del caballo favorito de la Copa Wessex y del trágico asesinato de su entrenador




Alexandre Dumas - El conde de Montecristo

El 24 de febrero de 1815, el vigía de Nuestra Señora de la Guarda dio la señal de que se hallaba a la vista el bergantín El Faraón procedente de Esmirna, Trieste y Nápoles. Como suele hacerse en tales casos, salió inmediatamente en su busca un práctico, que pasó por delante del castillo de If y subió a bordo del buque entre la isla de Rión y el cabo Mongión. En un instante, y también como de costum­bre, se llenó de curiosos la plataforma del castillo de San Juan, por­que en Marsella se daba gran importancia a la llegada de un buque y sobre todo si le sucedía lo que al Faraón, cuyo casco había salido de los astilleros de la antigua Focia y pertenecía a un naviero de la ciudad.


 Novelista y dramaturgo francés del periodo romántico, conocido como Dumas padre. Dumas, uno de los escritores franceses más leídos, es conocido ante todo por sus novelas históricas Los tres mosqueteros (1844) y El conde de Montecristo (1844). Dumas nació en Villers-Cotterêts, Aisne, el 24 de julio de 1802. Era hijo de un general y nieto de un noble afincado en Santo Domingo. Había recibido una escasa educación formal, pero mientras trabajaba para el duque de Orleans, en París, leía con voracidad, sobre todo historias de aventuras de los siglos XVI y XVII, asistía a las representaciones de una compañía inglesa shakesperiana y comenzó a escribir obras de teatro. La Comédie Française produjo su obra Enrique III y su corte en 1829 y el drama romántico Cristina en 1830; ambas obtuvieron un éxito rotundo. Dumas fue un escritor muy prolífico, con cerca de 1.200 volúmenes publicados bajo su nombre. Aunque muchas de estas obras son fruto de colaboraciones o del trabajo de otros escritores a quienes contrataba, la mayoría de ellas llevan la impronta inconfundible de su genio personal y su inventiva. Sus ingresos eran enormes, pero apenas suficientes para sufragar su extravagante modo de vida en los últimos años: gastaba enormes sumas de dinero en mantener su finca en los alrededores de París (Montecristo), mantenía a numerosas amantes (una de las cuales era la madre de su hijo Alejandro), compraba obras de arte y hacía frente a las pérdidas derivadas de sus muchas aventuras empresariales. Cuando murió, el 5 de diciembre de 1870, estaba prácticamente en bancarrota. Además de novelas históricas, la obra de Dumas incluye las obras de teatro Antonio (1831), La torre de Nesle (1832), Catherine Howard (1834), Kean, o desorden y genio (1838) y El alquimista (1839), así como numerosas dramatizaciones de su propia ficción. También escribió memorias en las que ofrece un vivo retrato de su tiempo.  © eMe




Mercè Rodoreda - La plaça del Diamant

La Julieta va venir expressament a la pastisseria a dir-me que, abans de rifar la toia, rifarien cafeteres; que ella ja les havia vistes: precioses, blanques, amb una taronja pintada en dues meitats, que ensenyava els pinyols. Jo no tenia ganes d'anar a ballar, ni tenia ganes de sortir perquè m'havia passat el dia despatxant dolços, i les puntes dels dits em feien mal de tant estrènyer cordills daurats i de tant fer nusos i agafadors. I perquè coneixia la Julieta, que a la nit no venia de tres hores i tant li feia dormir com no dormir. Però em va fer seguir vulgues no vulgues, perquè jo era així, que patia si algú em demanava una cosa i havia de dir que no. Anava blanca de dalt abaix: el vestit i els enagos enmidonats, les sabates com un glop de llet, les arracades de pasta blanca, tres braçalets rotllana que feien joc amb les arracades i un portamonedes blanc, que la Julieta em va dir que era d'hule, amb la tanca com una petxina d'or.



Mercè Rodoreda (Barcelona, 1908 - Girona, 1983) és la novel·lista més important de postguerra per la densitat i el lirisme de la seva obra. És autora de la novel·la catalana més aclamada de tots els temps, La plaça del Diamant (1962), que es pot llegir actualment en més de vint idiomes. Comença a escriure contes per a revistes, com a fugida d'un matrimoni decebedor i, més tard, quatre novel·les d'un cop, que després rebutja, tret d'Aloma (1938), amb la qual guanya el premi Crexells. A les primeries de la guerra civil espanyola treballa al Comissariat de Propaganda de la Generalitat de Catalunya i a la Institució de les Lletres Catalanes. Exiliada primer a diverses localitats de França i després a Ginebra, trenca el seu silenci de vint anys amb Vint-i-dos contes (1958), que obtindrà el premi Víctor Català. Amb El carrer de les Camèlies (1966) guanya el premi Sant Jordi, el de la Crítica i el Ramon Llull. A mitjan anys setanta retorna a Catalunya, a la població de Romanyà de la Selva, on acaba la novel·la Mirall trencat (1974) i, entre d'altres, encara publica Viatges i flors iQuanta, quanta guerra..., el 1980, any en què li és atorgat el Premi d'Honor de les Lletres Catalanes. Des de 1998 es convoca el premi Mercè Rodoreda de contes i narracions, en homenatge a l'autora.












AÑO
1982
DURACIÓN
116 min.
DIRECTORFrancesc Betriú
GUIÓNFrancesc Betriú
MÚSICARamon Muntaner
FOTOGRAFÍARaúl Artigot
REPARTOSilvia MuntLluís HomarJoaquim CardonaElisenda RibasMarta MolinsJosep MiguellPaca GabaldónAlfred LuchettiLluis Juliá
PRODUCTORATVE / Figaro Films

dimarts, 16 de març de 2010

Víctor Català - Solitud

Passat Ridorta havien atrapat un carro que feia la mateixa via que ells, i en Matias, amb ganes d'estalviar el delit, preguntà al carreter si els volia dur fins a les collades de la muntanya. El pagès, rialler i encantat de trobar una estona de conversa, li féu de seguida lloc a son costat en la post travessera, i digué a la Mila que s'ajoqués darrera d'ells, sobre el bossat. Ella guaità amb agraïment an aquell home desconegut, que li feia semblant mercè. Malgrat la bona cama que tenia, estava fatigada. Son marit li havia contat que de Llisquents, on els deixà l'ordinari, fins a Ridorta, hi havia cosa de mitja horeta, i ja feia cinc quartassos que caminaven quan veiren negrejar el campaneret del poble dalt del turó verdelós: d'aleshores fins a trobar el carro havia passat un altre quart llar i entre el solei, la polseguera i la contrarietat, li havia donat un gran mal humor a la pobla dona.




Victor Catalá es el seudónimo que utilizó la escritora catalana Caterina Albert, nacida en 1869 en L’Escala y muerta en esa misma ciudad en 1966. Durante toda su vida vivió alternando L’Escala con Barcelona. Se da a conocer muy joven en los Jocs Florals de Olot en 1898 con su poema «El llibre nou» y el monólogo La Infanticida, que creo un verdadero escándalo en la sociedad del momento, sobre todo cuando se supo que lo había escrito una mujer. Desde ese momento decide adoptar el seudónimo de Victor Catalá. Sin embargo, es en la narrativa (cuentos y novelas) donde la autora adquiere verdadera relevancia. En 1905 publica Solitud (Soledad), la novela que la da a conocer y con la que, en bastante medida,  se adscribe al modernismo catalán. Pero Victor Catalá publica muchas otras novelas y cuentos, entre ellos Drames rurals (1902), Ombrívoles (1904), Caires vius (1907). Es el momento del los ataques de los novencentistas contra los modernistas. Su producción se detiene unos años hasta que en 1918 aparece Un film (3000 metres) y, posteriormente, La mare Balena (1920), Marines (1928) y Contrallums (1930). Después de la Guerra Civil española publica las novelas Vida mòlta (1950) y Jubileu (1951).

Miquel Llor - Laura a la ciutat dels sants


Tot just el tren ha sortit d'entre les fragors del túnel que travessa el massís abrupte de Collat Negre, ja fa estrany a la Laura el canvi sobtat de la llum. S'adona que l'aire esdevé espesseït com per una resta d'aquell fum de la màquina que va escampant-se retardat, per la boca del túnel. Fins li sembla que el sol i tot s'entela amb un començ de grogor malaltissa.




Miquel Llor i ForcadaBarcelona3 de mayo de 1894 - Tossa de Mar2 de mayo de 1966.Traductor (de Moravia entro otros), cuentista y novelista catalán de la época anterior a la guerra civil. Figura clave para entender la recuperación y la evolución de la novela en la literatura catalana de principios del siglo XX (años 20 y 30) que había estado minimizada por movimientos esencialmente poéticos como el Noucentisme. En su prosa destaca la influencia de las nuevas experimentaciones europeas - ProustFreudDostoievski y Joyce -. Su obra más importante es Laura a la ciutat dels sants ambientada en la ciudad de Vic.
Miquel Llor fue el hijo mediano, de tres hermanos, de una familia de la burguesía de Barcelona. Su padre procedía de la ciudad de Espluga de Francolí y su madre de Vic. Llor se quedó pronto huérfano de madre. A partir de los 10 años de edad Miquel y Joan Llor, su hermano, desarrollaron una escoliosis, enfermedad que les deformó la columna. Este hecho podría haber acelerado y propiciado su carácter retraído.
Dejó la escuela después de los estudios primarios. No hizo el servicio militar a causa de su enfermedad. De los 20 a los 22 años trabajó como aprendiz en la Maquinista Terretre y Marítima y, finalmente se incorporó como delineante a la empresa de patentes industriales de su hermano mayor, Joan.
Siempre estuvo muy unido a su hermana Esperanza con quien compartía su interés por las artes. Viajó mucho por Europa y estudió idiomas.
En él al 1923, a los 30 años, su sensibilidad artística se decantó por la literatura, quizás debido a la asistencia a cursos de literatura catalana, para perfeccionar la lengua, organizados por la Mancomunitat de Catalunya. Este mismo año se inscribió a la Sección de literatura del Ateneu Barcelonés , donde participó activamente. En 1928 empezó a trabajar en el Ayuntamiento de Barcelona, donde corregía y revisaba textos, sobre todo a partir de 1934. Durante la República fue director del servicio lingüístico y corrector de estilo de del ayuntamiento de Barcelona. El mismo año 1934 se hizo miembro del Pen Club, una asociación internacional de escritores y participó como jurado de diversos premios.
En este período anerior a la Guerra civil española, fue cuando produjo sus mejores obras. Su primera novela fue Historia gris (1925). En 1928 publicó Tàntal y en 1930, publicada en 1931, escribió Laura a la ciutat dels sants, su mejor novela.
La guerra civil y la postguerra rompieron su esplendor creativo. Durante la guerra civil estuvo afiliado al sindicato de la CNT y continuó con su labor de traductor. Durante la postguerra fue depurado de su cargo del Ayuntamiento y se dedicó a hacer de anticuario en la galería L'Aura, actividad que se dedicó más plenamente cuando fue jubilado de su trabajo en el Ayuntamiento en el año 1960.
De esta etapa de postguerra destaca El somriure dels sants (1947), que pretendía ser una segunda parte de Laura a la ciutat del sants, y Un camí de Damasc (1958).
Miquel Llor murió en el año 1966 después de dos años de padecer arteriosclerosis.

Llor nació literalmente, más o menos, por la época que Carles Riba y Josep Maria de Sagarra polemizaban sobre cual había de ser el nuevo modelo de la novela catalana. Y es justo cuando en este momento cuando una nueva generación de jóvenes (Carles SoldevilaFrancesc TrabalLlorenc Villalonga) crearon propuestas novelísticas nuevas que se apartaban de los dictámenes y criterios de la generación del Novecentismo, que había minimizado el valor de este género.

La vuelta de la novela catalana de finales de los años veinte y principios de los treinta moderniza el género siguiendo las nuevas corrientes literarias de la novela europea. En este sentido, la obra de Llor muestra influéncias de James JoyceMarcel ProustGideSvevoMoraviaDostoievski y sobre todo de Sigmund Freud. Precisamente la segunda novela, Tàntal, fue tildada de inmoral, por la crítica, por su freudismo, que chocó con el puritarismo dominante.

Su obra parte de la reflexión sobre la realidad pero el contacto con las nuevas experimentaciones europeas le llevan a analizar los personajes desde el psicoanálisis (Tàntal) y a dar una imagen aguda y crítica de la realidad. En sus novelas y cuentos se pone de manifiesto la percepción negativa que tiene Llor de la realidad, del comportamiento humano y de las relaciones amorosas.